...Y después de más de 2000 años...

Sí, más de 2000 años han pasado, y aún hay confilctos que no podemos solucionar... Aún hay aspectos en los que no evolucionamos. Y esque es bien fácil sólo seguir desarrollando tecnología, haciendo guerras y acumulando riqueza. La gente ya no se detiene a medio camino para preguntarse en qué cree.

Franz Kafka lo definió muy bien; y esque todos estamos convirtiéndonos en bichos. Sólo bichos. Sin conciencia, sin criticismo, sin una mentalidad bien definida. Desde pequeños se nos dice qué hay que hacer y no interrogamos nada. Hasta aquí con la libertad de expresión. Y al que interroga, "Dios" lo castiga.

Pero lo que de verdad es increíble es ver cómo "nadie" se da cuenta de lo que pasa. Somos millones de personas las que habitamos este pobre planeta, y de esos millones de personas sólo un pequeñísimo porcentaje de veras se preocupa, se cuestiona y trata de abrir los ojos y evolucionar, no sólo tecnológicamente, pero también espiritualmente. Y yo me pregunto:

¿Por qué nadie ve cómo tanta gente se mata entre sí por un problema tan insignificante como una creencia caduca en un dios pasado de época?

No voy a decir que yo tengo la respuesta a todos los problemas --aunque probablemente sí la tengo. Sin embargo, quiero de algún modo alcanzar a otra gente, que como yo, no está satisfecha con lo que estamos "entrenados" a creer, mas no somos ateos. Quiero alcanzar a esa gente que siente que sí hay algo más en la vida que sólo enredarse en el juego de crecer, aprender, trabajar, comprar, cojer, comprar, cojer, comprar, pelear y mentar madres por igual a todo el que se deje. Quisiera poder gritar lo que yo creo, darle un nombre, explicarlo claramente y tocar los corazones de las personas para enseñarles que todo puede ser diferente.

¿Por qué?

Porque creo que evolucionar es justo. Creo que ya es hora de aceptar lo que está en nuestros corazones desde hace ya tanto tiempo. Creo que ya es hora de dejar de parchar una y otra vez a las pobres religiones que ya están más gastadas y renovadas de lo que su base podría posiblemente sostener. Creo que es hora de darnos cuenta de que cada cosa tuvo su época y, así como se acabaron aquellas religiones politeístas de las que ya sólo quedan mitos y leyendas, acabar con nuestras viejas y obsoletas costumbres para cambiarlas por algo que tenga más sentido hoy y ahora.

Mi religión es mi casa y mi casa es tu casa.

Yo no soy un profeta, ni he hablado con "Dios" --en realidad depende del punto de vista; desde el punto de vista tradicional no, no he hablado con ninguno de aquellos dioses (a quienes en realidad considero, de alguna manera, ficticios)--, tampoco he hablado con ángeles ni puedo hacer milagros. Yo soy un ALMA*, como todas las otras que habitan este universo, tan sólo eso. Un ALMA* que quiere compartir su punto de vista.



* ALMA quiere decir: ALMA Libre Más ALMA. Lo que implica que no soy sólo uno, sino una suma de ALMA's.

1 comments:

judith said...

órales, ya casi le "diste nombre". solo falta más tiempo que puede crecer más en tí, hasta que al fin alcanza tu lengua, para que haya palabra. Me gusta mucho tu ALMA, y su definición! Sí se puede! Sólo tiene que crecer el tiempo! Hay otra época para nosotros, a ver, cuando inicia!!!