Angst

Yo soy una persona normal, como cualquier otra.

O por lo menos eso es lo que siempre quise. Aún quema ligeramente el recuerdo de mi niñez, en que varias veces me preguntaba en silencio "por qué no puedo ser normal como todos los demás?" y sufría y lloraba para mis adentros.

El dolor de no pertenecer, de ver a todos a mi al rededor con ojos de extraño, como si yo estuviera en una dimensión diferente, era muy grande. Siempre busqué la forma de pertenecer; de ver a todos como mis iguales, desde adentro del grupo.

Irónicamente siempre fui parte del grupo. Por lo menos en el sentido de que todo mundo tiene el mismo problema: "todo el mundo quiere pertenecer". Hm (sonrío), aún recuerdo que yo solía decir que era marciano y que en realidad era verde y tenía antenas.

Hoy han cambiado algunas cosas, hoy sé que soy igual que mucha gente; tenemos problemas similares, nos duelen las mismas cosas, nos alegramos por cosas similares, etc. Hoy trato de salir del grupo. No me gusta ser normal. En realidad me siento mediocre si me quedo en donde todos están. Y heme aquí, tratando de hacer todo diferente, buscando la manera de sobresalir, de dejar al grupo.

Actualmente no siento pertenecer a algún grupo, mi más fuerte vínculo con el mundo exterior lo perdí hace un mes. Y ahora me siento vulnerable y me aterra.

El miedo a la soledad es como el miedo a la oscuridad. No hay nada ahí (quizás eso es lo aterrador) y sin embargo, tememos.

0 comments: