Ich verlasse heute dein Herz

Camino solo sobre esta tierra agrietada y seca; sin algo más que mis propios cabellos cubriéndome del mortal calor del sol; la mirada fija al piso, veo cómo cada paso que doy crea una pequeña explosión de polvo que casi inmediatamente, a falta de aire, vuelve a caer al árido suelo de mi nuevo hogar.

Ya perdí la cuenta del tiempo que llevo aquí. Mis pies, llagados y dormidos no saben decir con exactitud cuánto han caminado; a decir verdad, mi alma recuerda muy poco de todo. Enterrado dentro de mí hay un sentimiento que me dice que alguna vez fui alguien y, a veces, algunas imágenes vienen como destellos de luz que me enceguecen y paralizan, comiendo a su paso todo cuanto pueden desde dentro de mí. Poco a poco siento cómo todo mi ser se desvanece y cada vez estoy un poco más vacío.

Ayer (o fue antier?) intenté suicidarme. No fue la primera vez, en realidad ya llevo un tiempo sin probar alimento o tomar líquido alguno. Todos mis intentos han sido en vano, aquí soy inmortal. No hay escapatoria a las consecuencias de mis acciones. Yo creé este mundo, yo creé este infierno...

Hasta siempre, hasta nunca... 

No lo sé

Quizás, si no nos perdemos, nos volveremos a encontrar

0 comments: